OMS-Unicef premia al centro de salud Lucano por su implicación con la salud infantil y la lactancia materna

[ad_1]

El centro de salud Lucano se encuentra de enhorabuena porque acaba de conocer que ha sido merecedor de la acreditación de la fase 4D del programa IHAM (Iniciativa para la Humanización de la Atención al Nacimiento y Lactancia), que forma parte del proyecto internacional de la OMS-Unicef Baby Friendly Initiative 2022. Llegar hasta aquí ha supuesto un trabajo de más de diez años, que ha permitido que este centro de salud sea el primero de Córdoba en contar con este reconocimiento y el segundo centro de Andalucía, detrás del de Marchena.

Javier Navarro, pediatra de este centro de salud, y principal impulsor de esta iniciativa, en la que se encuentran implicados todos los profesionales del centro de salud, teniendo un papel destacado la figura de la matrona, y también las familias, señala que conseguir esta distinción supone que en Lucano existe una implicación con la salud infantil y la lactancia materna como «patrón de oro» de la alimentación y de la salud de los niños. También contempla un parto respetado y el cuidado de la mujer y del bebé, entre otros aspectos. Para fomentar el amamantamiento, recientemente en el centro de salud de Lucano se ha habilitado un espacio específico para fomentar y acoger la lactancia materna, en un ambiente que incentiva el interés por amamantar, destaca Navarro.

Este pediatra recalca que otro de los puntos que se tienen en cuenta a la hora de conceder esta acreditación es que exista una buena relación con grupos pro-lactancia, como es el vínculo entre el centro de salud Lucano y Almamar, lo que incluye la celebración de talleres sobre lactancia, alimentación infantil, atención a la embarazada y otros temas de interés para las familias. «Han pasado más de mil personas por los más de 200 talleres que hemos celebrado en la última década en Córdoba capital y provincia, añade Javier Navarro.

«Es difícil que un 60% de las madres mantenga la lactancia materna como alimentación exclusiva a los seis meses, que es el dato que existe en Lucano, frente a un 30% de media nacional. La existencia de los talleres ayuda a que se animen a mantener este tipo de alimentación. Además, un 30% continúa con el amamantamiento a los 2 años, a los 3 o incluso durante más tiempo, con la ventaja que eso supone para los bebés, ya que esos niños crecerán más sanos, tendrán menos alergias, problemas digestivos, otitis media, diarreas, defectos bucales, entre otras dolencias. Y a las madres que mantienen la lactancia más tiempo esto les ayuda a prevenir el cáncer de mama”, recalca este pediatra.

La asistencia más especializada que se presta a niños, madres y familias, aunque se centra en la lactancia materna, respeta también la decisión de la madre que no quiere o no puede amamantar. En ese caso, si ella lo ve bien, se le enseña a usar la leche artificial de forma correcta.

[ad_2]

Source link

Leave a Comment