Sam Raimi asegura que Doctor Strange 2 es la película más compleja de su carrera

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura – 80% está por llegar a la cartelera internacional y las primeras reacciones ya están dando mucho de qué hablar. Algunos consideran que, aunque la cinta es buena, no cumple con todo lo que se esperaba de ella. Mientras que otros aseguran que es un cambio radical y necesario para el UCM, lo cual agradecen bastante. Además de incluir a personajes muy poderosos y a nuevos héroes, el proyecto es uno de los más llamativos gracias al regreso de Sam Raimi al mundo de los superhéroes. El director sabe que este nuevo acercamiento puede ser un arma de doble filo y es por eso que reconoce que la secuela es el trabajo más complejo de su carrera.

Sigue leyendo: Doctor Strange 2: Benedict Wong critica a quienes atacan al personaje LGBTQ+ de la película

Actores, directores y guionistas luchan por formar parte del UCM. No se trata sólo de los millones que generan casi de manera automática con cada estreno, sino de la posibilidad de crear algo nuevo inspirado en aquellas historias y personajes que marcaron infancias. Uno de los aspectos más interesantes es que Marvel siempre ha intentado explotar aquellos personajes que no son tan populares, creando así un nuevo sistema en el que los espectadores aprenden sobre otros héroes de los que buscarán material para consumir. Es toda una estructura que si bien es muy fuerte también tiene puntos débiles importantes.

Además de las constantes filtraciones y la nueva tendencia de los fans de quejarse si la película no es la historia exacta que ellos se inventaron por sí solos, Marvel impone reglas muy estrictas para la creación misma de estas cintas. Los directores, quienes suelen representar el punto de liderazgo, pueden terminar trabajando a ciegas porque la compañía no quiere que conozcan el final, o porque requiere nuevas escenas que van a conectar con otros proyectos, etc. No todos los creativos que han pasado por el UCM quedaron satisfechos, pero otros encontraron aquí la fama y la libertad para trabajar otras ideas lejos de la marca, como James Gunn o Taika Waititi.

El caso de Sam Raimi es realmente es excepcional. El director ya estaba familiarizado con los superhéroes gracias a su trabajo en El Hombre Araña – 89%, El Hombre Araña 2 – 93% y El Hombre Araña 3 – 63%, trilogía que muchos consideran la mejor adaptación de Spider-Man a la fecha. El problema es que él había decidido alejarse del género después de que la tercera parte fuera un desastre que llevó a la cancelación de la cuarta entrega. De igual forma, Raimi no era la primera opción para Doctor Strange in the Multiverse of Madness, y sólo se le buscó luego de Scott Derrickson renunciara por diferencias creativas.

También te puede interesar: Sam Raimi admite que arruinó a Venom en Spider-Man 3 por no entender al personaje

Al final, Marvel buscó a Raimi por sus antecedentes con los superhéroes, pero principalmente por su trayectoria en el género de terror. La secuela de Doctor Strange: Hechicero Supremo – 89% promete ser la primera cinta de horror de la marca, pero lograr un equilibrio entre ambos estilos no es sencillo y puede terminar muy mal. Para agregar a la presión, la historia debía abordar a dos de los héroes más complicados y poderosos de este universo, y hacer avanzar la idea de los multiversos que se seguirá explorando en otras películas. En entrevista con Rolling Stone, Raimi explicó que todos estos aspectos presentaron un reto que nunca había tenido que enfrentar antes:

Es una película realmente compleja. Probablemente es la película más compleja en la que me he involucrado. No sólo se trata de un personaje, o incluso de cinco personajes, sino de versiones multiversales de esos personajes, y cada uno tiene una historia.

Aunque el director no había trabajado en un largometraje desde el 2013, aceptó esta oportunidad por lo que Marvel parecía ofrecerle en cuanto a estilo y mezcla de géneros. Aunque ambos lados llegaron rápidamente a un acuerdo sobre lo que se podía presentar en la película, eso no salvó a la producción de pasar por varios cambios.

Doctor Strange in the Multiverse of Madness estaba programada para estrenarse antes de Spider-Man: Sin Camino A Casa – 92%, pero la pandemia y los retrasos por la salida del director hicieron que los planes cambiaran. Esto también provocó alteraciones importantes en el guion original para seguir con la línea del UCM. Por supuesto, como toda película de la marca, también tuvo que pasar por varios reshoots que, según rumores, fueron hechos para incluir más cameos y redondear mejor la historia. Benedict Cumberbatch incluso dijo que comenzaron a filmar sin conocer el final y Sam Raimi aclaró también que él mismo vio el tercer acto hasta que se estaba editando la cinta. En unos días más conoceremos si el director superó el reto y cumplió con las expectativas de los fanáticos.

No te vayas sin leer: Sam Raimi dice que El Hombre Araña 4 sería una disculpa para los fans por Spider-Man 3

Leave a Comment